NYP

El Toro de Wall Street: Charging Bull

toro wall streetLa estatua más emblemática del Distrito Financiero de Nueva York tiene una historia de ilegalidad debido a que fue instalada de manera secreta Especial. Esta figura atrae a numerosos visitantes pues se cree que es de buena suerte para los negocios. La Estatua de la Libertad es probablemente el ícono más conocido de la ciudad de Nueva York, pero el distrito de Wall Street también tiene una escultura emblemática que tiene una historia fascinante.

Se trata de una escultura creada en bronce y que representa a un enfurecido toro embistiendo, de ahí su nombre en inglés ‘Charging Bull‘ aunque también es conocido como ‘Wall Street Bull‘, ya que es ahí donde se encuentra ubicada, en pleno distrito financiero de Manhattan, concretamente en el lado norte del parque Bowling Green, un cruce muy próximo a Wall Street.

También conocido como el Toro de Wall Street, esta obra de tres toneladas y media muestra a un toro agresivo en postura de ataque, y sin duda es una de las esculturas más visitadas y fotografiadas de la ciudad.

DiModica creó el Toro en Embestida para celebrar la determinación y el espíritu del pueblo estadounidense, especialmente los neoyorquinos, después de la crisis de la Bolsa de Valores de Wall Street en 1986. Sin embargo, los corredores de bolsa la quitaron de allí al día siguiente porque no podían soportar que un toro fuera un regalo de Navidad. No obstante, el gobierno municipal de Nueva York con mucho gusto aceptó el regalo y le encontró una ubicación permanente en Bowling Green, que se encuentra en Broadway, a poca distancia de Wall Street.

 

El 15 de diciembre de 1989, Di Modica terminó su trabajo de dos años y 360 mil dólares en materiales, para instalarlo de manera secreta, por tanto ilegal.

El día siguiente, el diario The New York Times reseñó que "Cientos de personas caminaban alrededor, sorprendidos, admirados e impactados por el toro de cuernos largos y cola enroscada, la imagen de un mercado emergente en la tradición de las altas finanzas".

Debido a su instalación ilegal, la escultura fue retirada y depositada durante dos años en un terreno del gobierno de la ciudad, y fue sólo después de que la ciudadanía expresó su apoyo que ésta fue reinstalada en su ubicación actual en el Parque Bowling Green, a unos pasos de Wall Street.

La popularidad que cobró esta estatua dio pie a que se realizaran réplicas que están instaladas en las ciudades de Shangai, China, y Amsterdam, Holanda. Actualmente son pocos los que recuerdan que el Toro Embistiendo fue alguna vez una obra de arte ilícita y que ahora forma parte del patrimonio de la ciudad de Nueva York.

Toro de Nueva York

La encontraréis fácilmente si recorréis la zona de norte a sur, especialmente si vais de camino hacia el ferry de la Estatua de la Libertad, ya que se encuentra en el recorrido típico de los que visitan el downtown de Nueva York. Además, salvo que el clima lo impida, es habitual encontrar colas junto a esta espectacular escultura esperando para fotografiarse junto a ella. Tal y como os comentaba al inicio del artículo, el hecho de tocarle los testículos al toro es debido a una supuesta atracción de fortuna… así que si sois supersticiosos, no dudéis en hacerlo, y sino, pues también, ya que es toda una tradición tal y como podréis comprobar cuando la visitéis.

Por ser una de las esculturas más famosas del mundo, muchísimas personas hacen fila para fotografiarse junto a ella. Muchos tratan de deslizarse para alcanzar la cabeza, con sus cámaras, pero se delizan rápidamente hacia atrás. Se ha creado el mito según el cual si uno frota las dos bolas que cuelgan entre sus patas traseras, tendrá buena suerte con el dinero. Les explico a los participantes del Tour del Bajo Manhattan de Free Tours by Foot que ése es el motivo por el cual esa parte de su anatomía es tan reluciente como la cabeza y los cuernos.

NYP

Cuentan que una mujer va a la estatua el día 15 de diciembre de cada año para besar sus órganos masculinos. Según la temperatura que haga ese día, los guardias llevan agua para separar sus labios del metal helado. Otras personas han trepado al Toro y algunos han sufrido lesiones al deslizarse entre los cuernos.

Dada la popularidad del Toro, muchas empresas han utilizado su imagen en su logotipo y DiModica les ha hecho demandas judiciales. DiModica dedicó dos años a crear su escultura. Por sus dimensiones, el Toro fue moldeado en secciones, ensamblado y pulido en su estudio de SoHo. El artista ha diseñado cinco esculturas del Toro que desearía instalar en distintos países. La ciudad de Shanghai le encargó uno que fue instalado en mayo de 2010 y se asemeja al de Wall Street. Se encuentra en el distrito de Shanghai llamado Bund. Éste es más joven que el de Wall Street, de color rojizo y se inclina hacia la derecha, no la izquierda. Tiene una cola más amenazadora que apunta en espiral hacia el cielo. DiModica la hizo así para reflejar la tendencia al crecimiento financiero de ese país.

El tercer Toro se encuentra en Amsterdam, en la sede del Euronext de julio de 2012. Como Europa estaba pasando por una crisis económica en ese entonces, DiModica declaró que la intención de su regalo era alentar los mercados europeos.

mcuho nueva york

New York Pass

new york pass descuento

 

 Comparativa Pass

comparativa new york pass

Ahorra en Nueva York